Felicidad, mejor dicho, estabilidad.

Es tan importante tener una estabilidad emocional, profesional, física, alimenticia e interpersonal…

         Me doy cuenta que cada vez me cuesta más y más amoldarme al estilo de vida de los demás… Una vez que tienes tu rutina y conoces aquello que te hace sentir bien, realizada y completa, cuesta de reencontrar al cambiar la ciudad, al cambiar de hogar. A todos aquellos que saben de lo que hablo, les digo que por nada cambien ese complejo “saquito de felicidad”; ni por lugares, destinos, relaciones o personas. Pues reunir todos esos componentes en un mismo momento y lugar significa conseguir nuestra tranquilidad y estabilidad, dándonos el significado de aquello que fuimos y sintiendo que aquello que somos tiene sentido.

¡Es difícil hallar todo aquello que te hace feliz, pero mucho más es mantenerlo, ser constante y no perderlo!

¡Si has encontrado cada pequeño componente, no lo dejes escapar, está en tu mano tu felicidad!

10351581_715348791845463_9199828001371210229_n

pirc3a1mide-de-maslow